Alimentación con Biberón

Alimentando a tu bebé

Es muy importante para alimentar a tu bebé con fórmula, medirla con precisión de acuerdo a las instrucciones del fabricante. Si se agrega mucho polvo, la mezcla será demasiado concentrada y esto puede hacer que su bebé se enferme. Si la mezcla es demasiado débil, no le estará dando suficiente alimento. Así que mida el agua y el polvo con mucho cuidado.

Instrucciones simples para alimentar

> Paso 1 - Lava y seca tus manos.

> Paso 2 - Asegúrate que todo tu equipo de alimentació (biberones, tapas, mamilas y discos) ha sido esterilizado.

> Paso 3 - Vierte la cantidad necesaria de agua hervida en el biberón, comprueba la medida en el paquete de leche.

> Paso 4 - Verifica sobre el paquete el número recomendado de medidas de polvo.

> Paso 5 - Siempre utiliza la cuchara proporcionada, ya que mide sólo la cantidad correcta de polvo.

> Paso 6 - Ajusta el polvo y el nivel de la cuchara con un cuchillo limpio o con el nivelador incluído.

> Paso 7 - Coloca la mamila en la parte superior del biberón, atornilla la rosca armada y cubre la mamila con la tapa.

> Paso 8 - Agita para dispersar el polvo.

Una vez mezclado, deja que el alimento se enfríe hasta alcanzar la temperatura corporal - vierte una pequeña cantidad en el interior de tu muñeca para comprobar que no esté demasiado caliente.

No prepares varios biberones a la vez. Las nuevas pautas aconsejan hacer un biberón a medida que lo necesites para evitar el riesgo de infección. Nunca dejes un biberón asentarse a temperatura ambiente o recalentarlo. La leche es probable que se descomponga y pueda darle a tu bebé un malestar estomacal. Nunca mezcles los alimentos con agua embotellada ya que el equilibrio de sodio (sal) es incorrecto.

^
server:
nuby.com
Database:
NubyGlobalInitiative