Dentición

Conceptos Básicos Sobre la Dentición de tu Bebé

Problemas para la dentición

Si tu bebé tiene entre 6-9 meses y el llanto se ha vuelto más irritable, podrían estar empezándole a salir los dientes. Aunque la dentición puede comenzar en un momento diferente para tu bebé. Los bebés pueden nacer con dientes o sin dientes! Los signos clásicos de la dentición son mejillas rojas, babeo, despertarse más durante la noche, la temperatura y a veces un dolor en su trasero. Sin embargo, algunos bebés no tienen síntomas en absoluto. Si tu bebé ha tenido estos síntomas puedes estar preparada y abastecerte de anillos de dentición, mordederas para primera etapa refrigerables que calman suavemente y dan masaje a las encías sensibles, paños para la dentición, geles/gránulos para dentición y un cepillo de dientes en primer lugar.

Los dientes de leche de tu bebé le durarán hasta que tenga al menos 5 años de edad. El buen cuidado de ellos te ayudará a asegurarte de que no sufra las molestias de dolor de muelas o el tratamiento dental.

Línea de Tiempo de los Dientes de Bebé

Normalmente, los bebés tienen sus dientes por pares. En primer lugar vienen los dos del centro en la parte inferior. Un mes más tarde, los dos superiores llegan. Sin embargo, no es raro ver a un bebé con cuatro abajo y sin dientes superiores, o a la inversa. Una línea de tiempo en general:

Incisivos centrales inferiores

Incisivos centrales superiores

Incisivos laterales inferiores y superiores

Los primeros molares

18 meses: Los caninos

Los síntomas de la dentición

A falta de ver realmente un diente asomando, y dado que el proceso es diferente para cada bebé, algunos de los síntomas que puedes observar:

La necesidad de mordisquear. La presión de un diente emergentes debajo de las encías puede ser ayudada por contrapresión, por eso los bebés durante la dentición a menudo quieren masticar las cosas. El instinto de mascar también puede ser una respuesta a la extraña sensación de que algo está pasando allí.

El babeo excesivo y aumento de la saliva puede anunciar un nuevo diente - pero también es una etapa normal del desarrollo de la infancia, por lo que no se puede asumir que el babeo es por la dentición. No hay manera de saber si la saliva de su bebé es el resultado de la dentición o no, aunque puede ser que si tenga que ver ...

Intranquilo e inquieto por las noches la erupción de los dientes del bebé - cuando el diente se mueve a través del hueso y la encía - tiende a aparecer en etapas, con una mayor actividad en la noche que durante el día, por lo que su bebé puede estar más irritable en estos momentos.

Tirones de oreja pueden ser señal de una infección de oído, pero ésto también puede ser un síntoma de la dentición: El dolor de la mandíbula se transfiere en el canal auditivo.

Cambio en los hábitos alimenticios. Los bebés que están comiendo sólidos pueden querer más el pecho o el biberón, porque una cuchara irrita las encías inflamadas. Otros pueden hacer lo contrario, comer más de lo habitual debido a que la contrapresión se siente bien. Y los bebés que todavía están con biberón o pecho puede comenzar a alimentarse con avidez, pero no lo deje ya que la succión pone presión incómoda en las encías y los canales auditivos.

^
server:
nuby.com
Database:
NubyGlobalInitiative